Balance hormonal para una vida óptima

La vida es mi mayor pasión. La he experimentado con todas mis fuerzas, sobre todo durante los pasados 15 años ejerciendo la medicina. Salvar, sanar, aliviar, reconfortar, consolar, regañar, esperanzar… son acciones que un buen médico practica todas a la vez, consciente de que ese extraño que Dios nos pone al frente se está encomendando a nuestras manos con total confianza.

¿Pero, qué pasa cuando el médico es paciente? Al médico, con la misma pasión y compromiso, comienza a ganarle la fatiga mental y el agotamiento físico le pasa factura. Como cualquier otro ser humano, presenta síntomas como: dificultad para dormir en la noche, falta de energía durante el día, problemas de enfoque mental, ansiedad, aumento de peso, falta de fuerza muscular… en fin, falta de energía.

Pues, algo así me ocurrió. Observé que, luego de tanto esfuerzo trabajando en las Salas de Emergencias y con tantos años por delante de servicio, me fue restando sueño y las ganas de trabajar. No quería ejercitarme, aumenté de peso, hasta salir con la familia me costaba. Iba camino a un infarto, de esos tantos que he atendido. No hay que ser médico para saber que estos síntomas son una mala señal y que no atenderlos como se debe, si no acortan la vida, empeoran su calidad.

Un día me ofrecieron la oportunidad de evaluar mis niveles hormonales, algo que nunca había hecho, y acepté. Sabía que el equilibrio hormonal es súper importante para prevenir enfermedades crónicas a medida que envejecemos. Me expuse a un estudio muy completo para conocer mejor qué quería decir mi cuerpo. Los resultados me llevaron a estudiar lo que es el reemplazo de Hormonas Bio-Idénticas. Son diminutos gránulos de hormona que liberan estrógeno y testosterona, absorbidos consistentemente en el cuerpo según sea necesario. Se les llama bio-idénticos, porque son totalmente naturales.

Comencé tratamiento y los buenos resultados en mí me llevaron a entrenarme con el Dr. Neil Rouzier, una autoridad en el tema de reemplazo de Hormonas Bio-Idénticas. En el proceso, comprendí los mitos y los beneficios de esta modalidad de terapia que se lleva practicando por más de 20 años. Como paciente, obtuve grandes resultados. Como médico, me certifiqué para ofrecer a los pacientes la oportunidad que tuve yo.

En la actualidad, en nuestras oficinas de Biologiqué en Guaynabo, ofrecemos un tratamiento individualizado a cada paciente, monitoreando sus niveles hormonales y combinando el tratamiento con buena nutrición y ejercicios. La mujer se beneficia al regular sus niveles de estrógeno y progesterona, eliminando los síntomas asociados con las variaciones en los niveles adecuados de estas hormonas. En el hombre, el tratamiento ayuda a mantener correctamente nivelada la testosterona, que pueden afectar el peso, las actividades diarias y la libido.

Estoy convencido que todos podemos lograr una vida óptima sin importar la edad. El reemplazo de Hormonas Bio-idénticas puede hacer la diferencia entre vivir y vivir con calidad. En Biologiqué podemos orientarte. Has una cita llamando al 787-378-7640.

Latest Posts